Rotura de menisco: intervención quirúrgica

Google+0Facebook0Twitter0

Si el desgarro meniscal es más severo (como una rotura en asa de cubo), es muy posible que sea necesario un procedimiento de cirugía artroscópica para arreglar la lesión. La intención es conservar el máximo cartílago meniscal posible.

El procedimiento normalmente supone suturar el menisco roto. Varios factores determinan el éxito de la cirugía: principalmente la gravedad de la rotura, pero también la edad del paciente y el estado psíquico. Se sabe que los pacientes en mejor condición física y más jóvenes consiguen mejores resultados.

Después de la cirugía, el paciente deberá realizar rehabilitación, incluyendo entrenamiento de fuerza y equilibrio, fundamentalmente.

Google+0Facebook0Twitter0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí